LA MIRADA DE DIOS (IV SEMANA DE CUARESMA)
Propuestas Pastorales

CIEGOJuan 9, 1-43

Jesús dijo:
   —He venido a este mundo...

                            ...para que los ciegos vean y los que vean queden ciegos...

PARA REZAR CON ESTE TEXTO...

En esta cuarta semana de cuaresma, con la figura del ciego que recobra la vista tras lavarse en la piscina de Siloé como protagonista (Jn 9, 1-43), el Evangelio invita a reflexionar sobre el proceso de la fe, para que también nosotros, como el ciego, podamos responder a la pregunta que Jesús nos hace: «¿Crees tú en el Hijo del hombre?» (Jn 9, 35)

 

 La reflexión que podemos hacer del Evangelio (Jn 4, 43-54) es acerca de dos posibles actitudes ante la fe:

 

         Por una parte, Jesús habla de una actitud pasiva: «Como no veáis signos y prodigios, no creéis.» (Jn 4, 48). Es la actitud del que se toma a Dios como un entretenimiento o como un producto de mercado. Pero solo pide pruebas el que no confía. Esta es la actitud del escéptico.

 

         Por otro lado, encontramos una actitud opuesta: “El hombre creyó en la palabra de Jesús y se puso en camino.” (Jn 4, 50) Antes de ver que efectivamente su hijo está curado, el hombre ha creído en la palabra de Jesús y se ha puesto en camino. Y lo que Jesús le dice queda confirmado. Esta es la auténtica fe.

 

La lección que se desprende de este Evangelio es:

No esperes signos y prodigios para creer.

Más bien, cree y verás signos y prodigios.”

 

Una definición de fe al escuchar la canción

                        “If you look through my eyes” (“Si miras a través de mis ojos”) es:

 La Fe es una invitación a echar un vistazo

a las cosas desde la mirada de Dios.

 

“Si echaras un vistazo a través de mis ojos…”

dice el estribillo de la canción,

...y es lo que podría decirnos Jesús hoy.

 
© 2011 | Nota Legal