«GUERRA DEL PASIVO» . Blog de Economía
Blog Económico

El Banco de España penalizará a los bancos con más superdepósitos

    MONCHO VELOSO / MADRID

    Día 10/01/2013

Temas relacionados

El Banco de España quiere acabar con la «guerra del pasivo» reabierta desde que en septiembre se eliminó la penalización a los depósitos altamente remunerados aprobada por el Gobierno socialista. El gobernador, Luis María Linde, ha pedido verbalmente a las entidades que limiten el interés que ofrecen a sus clientes por su ahorro. Ni se prohíben ni se penalizan solo por el hecho de comercializarlos, pero los bancos con más depósitos sobre remunerados en cartera tendrán que aumentar su nivel de capital.

En concreto, el supervisor ha limitado la rentabilidad de los depósitos a menos de un año al 1,75%. Para aquellos con un vencimiento de entre uno y dos años, el interés será de un máximo del 2,25%, y del 2,75% para los depósitos a más de dos años. Estos topes son semejantes a los límites variables que impuso la ex vicepresidenta del Gobierno, Elena Salgado, y que solo con sobrepasarlos obligaba a los bancos a aumentar su aportación al Fondo de Garantía de Depósitos (FGD).

En este caso, solo las entidades financieras cuyos superdepósitos superen el 15% del total de ahorros que gestionan deberán ampliar su capital principal -según la definición de la Autoridad Bancaria Europea (EBA)- entre un 0,75% y un 1,25%, en función de las remuneraciones ofrecidas, según informan a ABC fuentes financieras.

La nueva orden ha sido comunicada de palabra por Linde entidad por entidad el pasado mes de diciembre en encuentros con altos directivos de cada banco, que ahora esperan que sea recogida en una circular. En todo caso, la norma se aplica ya a los productos emitidos desde el pasado 1 de enero. De hecho, son varias las entidades que en las últimas semanas han rebajado o eliminado algunos de sus depósitos desde el 4% que ofrecían.


   COMENTARIO

Podemos considerar los super depósitos como algo positivo para los pequeños ahorradores que solo buscan una alta rentabilidad en sus cuentas corrientes y que además atraerá sin duda a nuevos clientes para el banco en cuestión. Sin embargo, toda moneda tiene dos caras. Está de más decir que la liquidez que manejan las entidades financieras está en constante movimiento y que el dinero que podemos depositar en cualquier plazo fijo será utilizado para conceder créditos u otras operaciones. Si el tipo de interés ofrecido a los ahorradores es jugoso, el ofrecido a los solicitantes de crédito será aún más elevado provocando así una retracción por parte de los ciudadanos a la hora de llevar a cabo iniciativas empresariales o de consumo.

Por todo ello, desde mi punto de vista, me parece muy acertada la medida tomada por el Banco de España para limitar el pago de los extratipos en los IPF (Imposición a plazo fijo), ya que entiendo que esto repercutirá en la disminución de los intereses que deban pagar los solicitantes de un crédito para cualquier actividad ya sea comprar una casa, crear una empresa, ampliar el negocio etcétera. Es obvio que los intereses a pagar por los créditos concedidos, interfieren directamente en la actividad económica de cualquier país puesto que fomentan la creación de riqueza y puestos de trabajo, además de estimular la competitividad con otros países, pues todos sabemos que la economía española no está actualmente en su momento más boyante.

Me gustaría matizar a este respecto, que los últimos datos que han salido realmente buenos han sido tan solo la industria del turismo y el comercio exterior debido a que las exportaciones han subido, disminuyendo el déficit por cuenta corriente.

Sé que parece que una medida de limitación de extratipos no puede solventar la crisis del país, pero el ámbito financiero todo es “la pescadilla que se muerde la cola” y una ley como ésta desemboca indirectamente en la economía en su conjunto. Es como la mariposa que mueve las alas en Nueva York y provoca un huracán en las antípodas. Pronto, según mi opinión, son este tipo de pequeños avances que fomentan el conjunto económica y no miran por la riqueza individual, los que harán que España e incluso la Unión Europea vayan dejando atrás esta precaria situación de la que aún no vemos la luz al final del túnel.

 

ELENA MARTÍNEZ – 2º BACHILLER -A

 
© 2011 | Nota Legal